La Ilíada

croniques-gris
Cròniques de les etapes de Muntanya 2014

La Ilíada

Cuenta la Ilíada, epopeya clásica de Homero, escritor de la antigua Grecia, que narra el final de la guerra deTroya, en su canto octavo (es el poema más antiguo escrito de la literatura occidental), cómo de forma vehemente, Zeus ordena al resto de dioses no intervenir en la batalla entre Juno y Ares (los dioses principales). Zeus desciende del Olimpo en su carro justo a tiempo para ver cómo las tropas están totalmente armadas y se acometen en el campo de batalla.

Pues bien, como si los dioses se conjuraran porque el día era 13 y justamente coincida con la etapa 13 de montaña, resultó que dicha obra clásica se reprodujo el sábado en la subida al Coll dés Claret.

Zeus (La Guardia Civil) puso su carro (automóvil) para que ninguno de los dioses (ciclistas) pudiera pasar y Juno y Ares (Perico y David) no pudieran aclarar quien saldría victorioso en un Coll que era para eso (Claret).

Fueron avistados en la entrada de Esporlas varios “carros” tuneados que presagiaban lo peor, una anulación de la puntuación de la montaña como así resultó ser pese a los ánimos de Perico “hay etapa” que por cierto luego haría un “cremades” por un viaje a París.

El grupo cabeza, compuesto por los de siempre, fue tomando posiciones: los dioses Perico , David, Zubía, De la Peña y un servidor, a los que se añadió un componente de honor de la familia Mir, Biel excampeón de la montaña.

Se echó de menos el componente principal del clan Mir, Guillem. La prueba se quedó sin “aliciente”. Seguidos muy de cerca por los Juanan, Toni Alcolea y Jan. Por tanto la etapa pintaba muy similar a la anterior de Cura en cuanto a su resultado final.

Sólo se pudo acometer la subida hasta el cruce de Banyalbufar por la dichosa cursa automovilística. Pero tuvo su mérito pues era el tramo con más pendiente (hasta el 10%) y los cuchillos estaban ya afilados para seguir pedaleando hasta la cima del coll des Claret (8%).

En definitiva una batalla para olvidar. Se optó por subir Valldemossa u otros caminos pero al final no se  coronó montaña alguna. Pero si hay que resaltar algo es la buena forma de nuestros dioses Juanjo y Toni Diez antes de la llegada a Binissalem y al salir después imitando el turbo de los coches de carrera.

Y ya a la espera de la etapa reina del Puig Mayor donde nuestros Dioses dirimirán quizás una batalla definitiva para definir quien se llevará el título este año.

En la foto de los ferrerets podeis ver el primer plano el futuro, luego en medio el presente y al final de todo el pasado.

Fdo. Toni Cremades.